Arranca parte de la oreja a un vigilante y dos horas después vuelve a robar al mismo centro comercial

Arranca parte de la oreja a un vigilante y dos horas después vuelve a robar al mismo centro comercial

Un guardia de seguridad sufrió la pérdida parcial de su oreja durante un enfrentamiento con un ladrón que intentaba robar prendas de ropa en Primark, dentro del centro comercial Berceo. El incidente ocurrió el viernes pasado a las 18.30 horas, según informó FeSMC UGT en un comunicado. Sin embargo, la situación no terminó allí.

A pesar de que el guardia privado, empleado de Prosegur, logró detener al ladrón y alertar a la Policía Nacional, este último se puso nervioso y forcejeó con el guardia en un intento de escape, llegando a morderle parte de la oreja. A pesar de las heridas, el guardia pudo finalmente reducir al individuo y entregarlo a la Policía Nacional.

Debido a que se trató de un intento de robo y se requería un informe médico para evaluar la gravedad de las lesiones (presentado el sábado), no se realizó ninguna detención inmediata, sino que se inició un procedimiento judicial rápido por el intento de robo, que no fue el único ese día.

La misma persona fue identificada apenas dos horas después, tratando de sustraer productos alimenticios valorados en más de 200 euros del supermercado Carrefour, también ubicado en el centro comercial Berceo de la capital riojana.

Desde UGT, además de desear una pronta recuperación al guardia agredido, quien se encuentra actualmente de baja laboral, se denuncia la falta de protección legal para los guardias de seguridad que prestan servicio en numerosos centros y son objeto de frecuentes agresiones mientras realizan su trabajo.

"Esta situación, que el sindicato ha estado denunciando durante mucho tiempo tanto públicamente como ante las autoridades laborales competentes, exige que las empresas de seguridad y los clientes proporcionen suficiente personal y equipos de autoprotección adecuados para los guardias de seguridad en los lugares de trabajo. De lo contrario, episodios como este continuarán ocurriendo impunemente", declaró el comunicado.

Comisiones Obreras se unió a la denuncia y solicitó a las empresas de seguridad más medios de protección, como chalecos y guantes anti-pinchazos. Asimismo, exigieron la asignación urgente del estatus de "Agente de la Autoridad" para los profesionales de la seguridad privada durante el ejercicio de sus funciones, una medida que ayudaría a prevenir muchas agresiones.

5/5 - (2 votos)

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir